[Crónica] Foals, Razzmatazz 2016

Conocen esa típica escena de película en la que alguien agarra una caja o instrumento en la parte trasera de la sala y se hace pasar como parte del staff de la banda y logra colarse en el backstage. Eso me paso a mí el domingo (no miento), increíble pero cierto. Por casualidad y sin darme cuenta estaba entrando justo después de que lo hiciese la banda y su entourage, por lo que la gente de seguridad de la sala pensó que iba con ellos. Juro que no lo hice con intención, soy un tanto distraído y aunque fue algo que no duro más de dos minutos, fue la mejor forma de empezar una noche con Foals.

Foals Barcelona

Foto por Pablo Luna – altafidelidad.org

Cuando decides ir al concierto de los liderados por Yannis Philippakis, sabes que tendrás una gran noche, un gran show, lo que en mi país llamamos un tiro fijo. Los de Oxford venían de hacer un sold out rotundo en Madrid y de haber agotado semanas antes las entrada para su concierto en Barcelona. Sobre las 20h sus eternos teloneros, Everything Everything subían al escenario del aún no lleno Razzmatazz para empezar a calentar la noche, entregados a la combinación de imbricación matemática con empuje melódico, aunque en su caso algo más pop que rock. Canciones como “No Reptiles” y “Kemosabe” ya hacían que parte del público empezara a moverse.

A las 21h, con una sala abarrotada se esperaba la aparición de Foals y aunque tardaron unos 20 minutos en aparecer a nadie le importo. Entraron con «Snake Oil» una de esas canciones que se podría decir son de las contundentes de su último álbum, una canción precisa, que hacia que se vieran un poco tímidos para empezar la noche. Y es que estos chicos ya no son los de hace 3 años, esa banda que en los primeros 15 minutos te tiraba todos sus hits y te dejaba sin voz. Ahora son una banda que sabe como jugar con su público, una banda con los tiempos medidos y con un frontman que esta pidiendo a gritos escenarios más grandes.

Foals Barcelona 2016

Foto por Pablo Luna – altafidelidad.org

 

Canciones como «Spanish Sahara», «Olympic Airwaves» y «My number» acompañaron al resto de su último trabajo. Un concierto contundente, con un manejo de público impecable, con su ya tradicional salto desde la primera planta (lo hizo en el 2013) y con un final intenso gracias a «What went down» y «Two Steps, Twice» con un Yannis cantando desgarradamente junto al público.

También te puede gustar