El arte botánico de Azuma Makoto

Makoto1

Makoto2

Makoto3

Azuma Makoto aterrizó en Tokio para convertirse en músico. En su camino hacia el estrellato trabajó fortuitamente en un mercado botánico, donde su interés por el universo de las flores creció hasta la obsesión. Makoto asegura que el simple hecho de estar rodeado de flores es una fuente de inspiración infinita, y cree firmemente en el valor de la simple existencia de éstas. Rápidamente abrió su propio negocio e inició una serie de trabajos orientados a elevar el valor de las flores potenciando sus formas únicas. Sus instalaciones y experimentos con materia vegetal comenzaron a llamar la atención de diferentes galerías y medios, y poco a poco llegaron colaboraciones con marcas del entorno de la moda y el lujo.

Makoto5

Makoto6

Makoto7

Pero lejos de sentirse satisfecho en el mundo de la moda, Azuma continúa su persecución de la infinita potencialidad de las plantas, mediante el AMKK (Azuma Makoto Botanical Research Institute) dando lugar a experiencias tan bellas y extrañas como «Iced Flowers», una instalación efímera para congelar -literalemnte- la belleza colorista de las flores o Exobiotanical (Botanical Space Flight) donde liberó a decenas de flores de las leyes de la tierra para ingresar en una nueva dimensión y crear auténtica vida extraterrestre al enviarlas al espacio.

Makoto4

También te puede gustar