¿Qué es Valle Eléctrico?

Fotografía: Juan Carlos Muñoz Cerrudo

El  pop con sintetizadores llegó a Madrid en formato club el pasado mes de Abril y fue bautizado con el nombre de Valle Eléctrico. Un club caracterizado por ofrecer una programación exclusiva con artistas de escasa trayectoria pero que empiezan a despuntar mediáticamente. Artistas internacionales como Trust, Battlekat o We Are Enfant Terrible; y también nacionales encabezados por los míticos Ataque de Caspa, Bravo Fisher o Lenticular Clouds han formado parte de los carteles de Valle Electrico en la pasada temporada.

Después de un descanso de tres meses, regresan para demostrar que solo había sido el principio y que van muy en serio. Cargados de novedades, la más atractiva es la presentación del club con una imagen trimestral presentando una programación de artistas que tengan conexiones estilisticas entre ellos . En cada edición, el artista internacional será el comisario de su propio evento y elegirá los otros directos para el mismo a partir de una lista de bandas que facilitará la organización del club.

El próximo 18 de Octubre se estrena la segunda temporada encabezado por Sun Glitters.

Nos hemos puesto en contacto con Tito Ruano de la Agencia On Clash y fundador del club madrileño para hacerle una pequeña entrevista.

¿Por qué el sintetizador como bandera para este nuevo club?
Cuando nació Valle Eléctrico, no teníamos muy definido cuál sería la dirección artística que escogeríamos. Entonces, analizamos las diferentes líneas que se habían desarrollado en la capital y lo cruzamos con nuestros gustos, bastante eclécticos. Vimos que toda lo más nos estimulaba partí en sus composiciones de un sintetizador, de un mismo instrumento. Y al mismo tiempo, comprendimos que el sintentizador no siempre era fruto de un revival hacia un pasado musical sino que  abarca todo un modo de vida y una cultura en torno a él. Hay cientos de bandas y cientos de sintetizadores, y que muchos de estos artistas eran ninguneados en España. Así, nació nuestra plataforma como alter ego a nuestro instrumento preferido.

¿Se le ha pasado por la cabeza la idea de exportar Valle Eléctrico a otra ciudad?
Siempre es algo tentador, a la par que halagador. Que tu marca, crezca y se expansione, y es cierto, que muchos de los medios de prensa que nos apoyan nos han preguntado si migraremos a Barcelona, por las afinidades culturales.

Nosotros creemos que Valle Eléctrico es un proyecto que nació para Madrid, en un contexto muy concreto y bajo una ausencia de apadrinamiento y de riesgos a determinados artistas internacionales y por la nueva escena local electrónica. Sin embargo, sí que nos gustaría cimentar una red de colaboración con otras ciudades y realizar eventos donde varios promotores locales para generar giras de los artistas que nosotros programamos. Sería precioso ver que a un artista internacional que tú has mimado, puede volver con una gira adecuada, o ver como los artistas que apostamos por ellos de Madrid, tengan posibilidad de migrar a otras comunidades autónomas, sin que suponga un riesgo total para el artista. Nos gustaría cimentar eso, una red de programadores con sinergias, quizás sea muy utópico, pero es lo que querríamos.

¿Hace falta un nuevo festival en España, o mejor dicho, un nuevo concepto de festival?
Es la eterna pregunta que todos los programadores pequeños nos hacemos. Cimentamos un patrón de cultura para aforo reducido que nos gustaría que se expansionase en pequeños festivales de aforo inferior a las 3000 personas.  Ahora mismo España experimenta un modelo de festivales clónicos que crea incertidumbre. Hay discográficas que apenas consiguen hueco en estas parillas frente a algunas promotoras que han logrado el éxito y poder vivir de sus directos.

Y lo más peligroso, es que este procedimiento de actuación incita a no explorar nuevos modelos, ni a arriesgar a nuevos sonidos. E incluso,  este halo de repetición parece que se ha contagiado en festivales con mayores presupuestos. Y eso es lo que más pavor ocasiona, porque el melómano inquieto tiene que conformarse a una remesa que no siempre le satisface.

Pese a cualquier negatividad,  la subida del IVA augura un distanciamiento total a estás formulas, pagar un 21% de IVA por el cache extra marcará que los presupuestos desciendan. Y cuando los recursos escasean, siempre brotan las buenas ideas.

¿Qué le hubiera gustado programar pero que finalmente lo ha programado otra agencia?
El principal problema nuestro es que nos pusimos como barrera no traer a artistas que ya h ubiesen venido a Madrid. Queríamos ser un núcleo de nuevos talentos y dar oportunidades a bandas que tengan dificultades para venir. Recientes ejemplos que nos hubiese gustado traer han sido Mouse On Mars, Julia Holter, Julianne Barwitch, Laurel Halo, Erika Spring o Zambri.

¿Cuál crees que ha sido el artista más sobrevalorado de lo que llevamos de año?
Qué difícil pregunta, que no quiero crearme enemigos (risas). Para mi punto de vista, eligiría a   Jessie Ware. Quizás fuesen las altas expectativas que tenía de sus colaboraciones con Joker o sus primeras trazas.  Su debut en fragmentos me gusta, está repleto de matices estupendos y estoy convencido de que su directo será trepidante, pero escucharlo de corrido, no me ha terminado de convencer.

También te puede gustar