Partiendo tablas

Cada vez son más los skaters que cabalgan sobre sus tablas en cualquier ciudad de nuestra geografía. Entre autobuses urbanos, motoristas o señoras con la compra a cuestas, parecen salidos de cualquier skatepark californiano. Y no precisamente en California, pero sí en Estados Unidos, concretamente en Denver, es donde podemos encontrar estas pequeñas piezas que algún día rodaron, cayeron y fueron golpeadas contra bordillos y rampas.


Su nombre: Mukee. Su idea: reutilizar las tablas de skate para conseguir toda una linea de complementos que incluyen desde pendientes a colgantes o hebillas para el cinturón.


Piezas elaboradas artesanalmente, grabadas con laser o pintadas a mano (siempre respetando el estado original de desgaste) que gustan a aquellos apasaionados de las tablas y a los que prefieren ver la vida con los pies en el suelo.

Otra forma más de reutilizar y aprovechar elementos que se creían relegados a una montaña de basura, para como desde Mukee dicen seguir en una relacion de amor y amistad con la Tierra.


Joana Garrido

También te puede gustar