Guillotinan a Ronald McDonald

Era en 1963 cuando, Ronald Mcdonald, el payaso símbolo de los restaurantes McDonald’s, hacía su primera aparición pública en Estados Unidos. Desde entonces, Ronald ha recorrido un largo camino profesional, lleno de «satisfacciones»: según algunas fuentes, su imagen ha llegado a ser la segunda más reconocida después de la de Santa Claus y si esto no fuera suficiente, en 2003, recibió el honor de ser nombrado Jefe de la Felicidad de la Corporación McDonald’s. Un logro trás otro, vamos, hasta el pasado 1 de febrero.

Ese día, el FLA – Food Liberation Army, un grupo de activistas formado por profesionales de distintos sectores, publicidad, arte, vídeo y alimentación, irrumpió en un McDonald’s de Helsinki y secuestró a Ronald. Al día siguiente, los activistas enviaron un vídeo-mensaje estilo al-Qaeda a todas las centrales del grupo, en el que se amenazaba con la decapitación de Ronald si no recibian respuestas a unas ochos preguntas sobre la producción ética de su comida.

Como no hubo respuestas, el FLA procedió con la ejecución del Ronald, mostrando la decapitación del exitoso payaso en un vídeo que en breve dió la vuelta al mundo.

Debido a este acto subversivo, el artista Jani Leinonen, uno de los exponentes del grupo, pasó 11 días en la cárcel.
En la página web de Leinonen, se presentan muchas más acciones artísticas que comparten el mismo denominador común: revelar aquellas estrategias de marketing que se ocultan detrás de inocuas imágenes comerciales.

También te puede gustar