Tanned Tin 2012, primer acto

El Tanned Tin, ese festival que apuesta por pequeñas joyas en lugar de grandes nombres, ha pasado ya su decimotercera edición, dejándonos una serie de perlas que queremos compartir con vosotros!

La jornada del jueves comenzó con Greg Trooper, cantante de New Jersey y representante de la nueva americana, con 25 años de carrera musical a sus espaldas, que presentó en el arranque del Tanned Tin 2012 su disco del año pasado: “Upside Down-Town”.

The call me Hank by Greg Trooper

Acto seguido aparecería uno de los platos fuertes del festival, un Nacho Vegas acompañado únicamente de su guitarra que regaló un concierto corto, aunque plagado de elegancia y delicatessens varios. A la gente le hubiera gustado que el concierto se hubiera alargado más, apareció posteriormente en el concierto de Triángulo de Amor Bizarro, e incluyo en su escueto playlist una versión del “Por qué te vas?” de Jose Luis Perales.
Pero sin duda el momento más emotivo se produjo cuando interpretó una canción popular asturiana que alude a las duras minas llamada ”En el pozo de María Luisa” con la que concluyó su participación.

¿Por qué te vas? by Nacho Vegas

A continuación tuvimos oportunidad de ver sobre el escenario a Laetitia Sadier, la excantante de Stereolab, que hizo un concierto plagado de pop delicado y delicioso, acompañado magistralmente en la guitarra por el castellonense Xavi Muñoz (Conecta 4, Talenteless, Lithius).

One million year trip by Laetitia Sadier

Y llegó el momento de Standstill…El grupo barcelonés se mostró muy metido en la actuación desde el principio, una actuación que tienen más que medida y cuidada, es algo que se nota, no escapando a la mirada y oídos del público (tres epés, tres capítulos, tres pantallas gigantes y cinco músicos multiinstrumentistas perfectamente compenetrados así lo atestiguan).
Tuvieron algún bajón durante su actuación aunque consiguieron levantar a la gente presente al finalizar su concierto, no sin antes provocar lagrimillas sentidas entre el respetable.

Adelante Bonaparte by Standstill

Ya pasada la una de la madrugada estaban programados Austin TV, la banda de indie rock formada a principios de los 2000 en México DF, que en 2007 sacó un fabuloso disco ”Fontana Bella”, sorprendió con su puesta en escena contundente, simpática y arriesgada, la cual fue recompensada generosamente por la gente presente. Tocaron muchos de los temas del disco del año pasado,”Caballeros del albedrío”, de manera más que notable, y regalaron al público un más que destacable cover del tema de Daft Punk “Around the world”.

El hombre pánico by Austin TV

Y para finalizar la noche le llegó el turno a Triángulo de amor bizarro. La banda gallega de indie post punk derrochó estridencia sonora a raudales como nos tienen acostumbrados. Siguen mostrando claras influencias a The Jesus and Mary Chain y Stereolab.

Ya el viernes comenzó la velada el inigualable Dead Western, con un concierto muy propio dentro del marco que el Tanned Tin ofrece cada año a los asiduos asistentes. Retomó el testigo el integrante de Dirty Projectors, Nat Baldwin, quien nos deleitó con un concierto de cuerda con su contrabajo y su voz, demostrando que el instrumento forma parte de él unido a una voz exquisita, un regalo para los oídos, sin ninguna duda.

So many signs by Dead Western

Weights by Nat Baldwin

Prosiguieron los esperadísimos Papercuts, con cuatro discazos bajo el brazo, Jason Robert era consciente de ello y no defraudó en absoluto. Su último LP, Fading Parade (2011, Sub Pop) encandiló tremendamente al respetable conectando con canciones como “Do what you will” o “Do you really wanna know”, que por momentos recordaron a Granddaddy o a Iron&Wine, dejando patente al mismo tiempo quienes han sido sus principales influencias: The Zombies y The Velvet Underground.

Do you really wanna know by Papercuts

Continuaron los jóvenes londinenses The history of apple pie, con sus 2 EP’s publicados hasta la fecha el año pasado: “You’re so cool” y “Mallory” ambos de la discográfica Roundtable Records. Mostraron un insultante atrevimiento acompañado de melodías muy pegadizas, nos quedamos con ganas de más.

You’re so cool by The history of apple pie

La medianoche nos reservaba la sorpresa del día y la consagración, ambas enormemente disfrutadas por todos. El dúo de Philadelphia, Oh! Pears, que se encuentran de gira por Europa, presentaron con esmero su disco del año pasado ”Under the Olive Trees”. En su concierto acústico dejaron multitud de detalles jazzísticos con un soberbio Chris Ward a la batería. Dejaron a todo el público perplejo ante lo que ambos, Corey Duncan y él, fueron capaces de sacar. Todo ello aderezado con una muy cuidada puesta en escena.

The sounding of the earth by Oh! Pears

Cerrando la noche estuvieron los pletóricos, indomables y a veces incomprensibles Za! Haciendo un completo repaso a su disco Megaflow (2011, Acuarela). Aúnan el pasado más prehistórico con el futuro más vanguardista en sus actuaciones. Pau Rodríguez (guitarra) y Eduard Pou (batería) supieron trasladar la locura hipnotizante al público asistente. Aunque no accedieron a la constante e incesante petición de un bis concluyeron la velada del viernes con un tremendo y electrizante concierto, dejando muy buen sabor de boca.

Calonge Terrassa, Kalon-Jah! Tewra-ssah! by Za!

SABADOOOOOOOOOOOOO
Los conciertos de la mañana estrenaron nuevo emplazamiento, el Espai d’Art Comtemporani (EACC), quedándose este enclave corto para albergar a todo el público deseoso de asistir, quizá el único pero que pudimos encontrar al laborioso y cuidado trabajo de la organización del Tanned Tin.

Empezaron la jornada los suecos Azure Blue, con su pop preciosista y delicado, repleto de buenas canciones. Les siguió Mursego, alter ego de Maite Arroitajauregi, y de qué manera, una multiinstrumentista en el más amplio sentido de la palabra. Va sumando y sumando en toda su actuación como si de un pintor se tratara, dando capas y capas de barniz hasta llegar al clímax idóneo. Pudimos ver de todo! Hasta un teclado Casio de los que algunos teníamos cuando eramos pequeños. Confraternizó con el público hasta para afinar su ukelele, muy mágico.

The catcher in the rye by Azure Blue

Zuuuuuu. by Mursego

Cerraron la mañana Jerry DeCicca y los mallorquines The Marzipan Man, quienes estarán tocando en la sala Four Seasons Sixties Club (Castellón), hoy viernes 10 de febrero.

Hypnotized by The Marzipan Man

Por la tarde abrió la programación Pete Dale, ofreciendo un concierto latente de country-folk. Le siguieron el dúo asturiano Elle Belga, autores de bonitas canciones como ”Mr. Righy Guy” o “ My rifle my pony and me”. Tocaron una cover de Serrat, la cual estará incluída en su inminente disco “1507 Segundos Prestados” del sello Acuarela. Hemos de reconocer que sentimos especial predilección por ellos después de su primer disco “1971” el cúal nos sorprendió y encantó por igual.

He luchado por tí by Elle Belga

Prosiguiendo con la velada, pudimos ser testigos del atrevimiento y la osadía que mostraron Fair Ohs, mezclando ritmos más propios de las islas del Caribe o de tierras limítrofes que supieron conectar con su especial humor y simpatía con la gente. Continuó la noche con The 99 Call y su gran líder Paul Anderson. Pop delicioso para los oídos y el deleite del público asistente al Teatro Principal de Castellón, aunque echamos en falta un poco de engrase en la actuación para ganarse la complicidad de los asistentes.

Everything is dancing by Fair Ohs

Last days by The 99 Call

Después pudimos escuchar a Patterns, grupo cuya real ubicación podría ser 12 km más hacia el norte en período estival que el propio Tanned Tin.

Retomaron la sesión los escoceses The Orchids con más de 25 años de historia, impregaron el Teatro Principal de buen rollo y simpatía. Aunque personalmente , “Unholy Soul” (1991, Zuma)“ y “Striving for the Lazy Perfection”(1995, Widely Distributed), sean probablemente sus mejores trabajos, eso sí, sin menospreciar su disco “The lost Star”(2010, Pebble) y sus grandísimos temas: “The Ok song” y “Song for a friend” que en él se incluían.

Tiny words by The Orchids

Avanzada ya la madrugada quizá el concierto más completo lo ofrecieron The Hidden Cameras, el pop delicado y teatral que elaboran estos canadienses conectó con el público arrancando bailes entre el patio de butacas. Queda patente que sus compatriotas Arcade Fire han abierto puertas a muchas bandas que ha sabido aprovecharlo. Durante su actuación, por momentos, recordaron a The Magnetic Fields y a los británicos Belle and Sebastian.

In the NA by The Hidden Cameras

Les tomó el testigo Matt Elliott, con una presentación excelente y sumamente cuidada de su reciente trabajo ”The broken man”(2012). Concierto hipnótico y lleno de melancolía folk.

The broken man by Matt Elliot

Finalizaron la noche Kites, concierto que se hizo esperar aunque la poca gente que se quedó a verlo tuvo su recompensa, no fueron pocos los que fueron abandonando el concierto, siendo los que se quedaron los premiados con una mitad de concierto punk contemporáneo que dejó estupefacto a más de uno.

The jumped-up boy in Libery by Kites

Continuará…

 

Texto por: Emilio Barrachina Gascó
Foto por: Pau Bellido

También te puede gustar