Tjälf Sparnaay, menú hiperrealista

¿A medio camino entre la cocina y la pintura? ¿Una serie fotográfica sobre comida hipercalórica? Las pinturas de Tjälf Sparnaay parecen estar elaboradas con los mejores merengues, frutas, panes y carnes…

PASTEL

Pero nada más lejos de la realidad. Aceite (el de sus pinturas), pincel y lienzo son los ingredientes que Sparnaay necesita para ser uno de los maestros del denominado “mega-realismo”, la corriente más pura del movimiento de arte contemporáneo hiperrealista, de la cual Tjälf es maestro.

BURGUER

huevos

Este holandés, que ha desarrollado toda su obra de forma autodidacta, ha seguido la tradición holandesa de dar importancia a lo cotidiano, a los momentos y productos que pasan por la vida de todos nosotros. Inspirado por artistas foto-realistas como Charles Bell o Richard Estes, las fotos que toma desde los ’80 son el punto de partida para sus pinturas.

Carne

carne2

«En la era de la imagen saturada, donde cualquier cosa puede ser reproducida de forma ilimitada, se ha hecho evidente que estas imágenes sean apreciadas más profundamente que nunca antes» Tjälf Sparnaay

bocata

bocata2

Criticada por muchos, que no ven en esta corriente pictórica más allá de una vuelta a las formas académicas y una falta de selección de escenas. Amada por otros que ven una crítica social al mundo en el que vivimos, lo seguro es que a nadie deja indiferente y que es mejor visitar cualquiera de sus exposiciones con el estómago lleno. Buen Provecho!

Texto: Joana Garrido

También te puede gustar