Gori de Palma, born to be wild

Moderno, alternativo y experimental son algunos de los rasgos que caracterizan el estilo y las creaciones del diseñador mallorquín afincado en Barcelona, Gori de Palma. Sus diseños representan una visión crítica de la moda y del arte. Lo afterpunk, lo sexual y lo oscuro afectan a sus colecciones, dándoles un toque personal y único, alejado de los estilos más convencionales.

La presencia de bandas sonoras es un elemento fundamental que acompaña sus desfiles ambientando sus presentaciones que junto con la puesta en escena general sumergen a los espectadores en submundos conceptuales sacados de sus propias obsesiones o incluso de sus vivencias. Gori considera sus colecciones como “ejércitos de estilo”.

El diseñador realiza un profundo análisis del vestuario que forma la identidad de sectores marginales, desde la visión de las primeras bandas de motoristas surgidas en los ’50 como los “Hells Angels”, hasta subgrupos marginales mas recientes surgidos en los ’80s.

gori8

Amante de la cultura Rider, el rock garage y el oldschool es muy usual encontrar elementos como el cuero, tachas y algodón impermeabilizado en sus colecciones. Su ultima colección 2012 reflexiona sobre las minorías, el “1%”, porcentaje que precisamente dió nombre a las piezas.

“Aunque pueda parecerlo, la moda no sólo se transmite a través de los grupos colectivos y la manipulación consumista, sino que son los grupos disidentes los que efectivamente crean la moda, porque su mensaje se mantiene siempre en el contexto de la no adhesión.”

Una colección que gira alrededor de la cultura “Rider”, surgida en 1947 a raíz de cierta alarma social producida por unos altercados provocados por motoristas en una concentración. La AMA ( American Motorcycle Asociation ) intentó explicar que solamente el 1% de los motoristas que acudieron, provocaron los altercados. De ahí nació el mito del 1%, de las bandas fuera de la ley.

Un mundo en blanco y negro que, en esta ocasión, nos retrotrae intencionadamente a finales de los años 40 (con flashforwards de los 80), cuando los moteros se crean la mala fama que les acompañará para siempre jamás. Una colección rebelde con aires de libertad. Estaremos atentos para sus próximos lanzamientos.

Texto: Claudia Elizalde*

También te puede gustar