His name is Axel

Nature is not evil, it´s ugly. That’s why we have gardens.
It´s like ok, but we can do it a little bit better by arranging everything.
We are obsessed by Tetris, order and man-made systems.

Con un ojo afinado y un irónico sentido del humor, Axel Brechensbauer ordena la naturaleza en tótems. Trabajando sobre todo en lo que parece ser madera, Axel también estira a su naturaleza suavizándola hasta el 2D, convirtiendo así caballos y enormes manos de mono en representaciones de origami pintadas con tintas de aceite.

También te puede gustar